Blog
Octubre 24,2016
Confesiones de un fotógrafo montañista

Confesiones de un fotógrafo montañista


El hombre siempre ha tenido una inmensa atracción por las montañas. Hay quienes llegan a para entender el exterior: los paisajes, los amaneceres, lo complejo de las rutas o lo técnico del ascenso; pero otros buscan entender el interior: encontrar la paz, encontrarse a sí mismos o disfrutar de esa sensación fuera de lo cotidiano. Finalmente, hay quienes encuentran una conexión con la naturaleza o un sentido de vida. Yo no sabía qué buscaba en las montañas y rápidamente encontré fotografías.

foto 4.jpg

Las montañas son un mirador para los que no quieren perder su capacidad de asombro día con día. Cientos de momentos memorables se guardan en los recuerdos pero lo mejor es poderlos inmortalizar a través de una buena fotografía. Pasan los años y al volver a ver los archivos fotográficos olvidados, todas esas sensaciones se reviven y nos permiten hacer un recuento de qué tanto hemos caminado, de qué tanto hemos vivido y qué tanto hemos querido ser libres.

En la montaña se viven amaneceres dorados, caminatas sobre las nubes, campamentos en el bosque, tormentas inesperadas y noches estrelladas. Como todo en la vida, se disfruta más con buena compañía: para una buena platica antes de dormir, para planear una ruta o simplemente para sentirse más seguro. Los compañeros de montaña son amigos para siempre.

foto 1.jpg

Sin duda, México es un país mega diverso, y entre sus particularidades encontramos el Eje Neo Volcánico Transversal, conformado por el Pico de Orizaba que es el punto más alto del país, el Popocatépetl que permanece activo, el Iztaccíhuatl que te reta con una larga travesía, el Nevado de Toluca con vistas maravillosas de sus lagos, además de la Malinche, el Cofre de Perote, el Sierra Negra y los Volcanes de Colima.

Durante las travesías por las montañas se aprende a estar consigo mismo, a contemplar, a esperar, a entender a la naturaleza y sentirla, respetarla y admirarla. Se entiende que lo único que necesitas está en tu mochila.

foto 10.jpg

La fotografía es un motor para volver a las montañas y buscar paisajes imponentes y ángulos que jamás se han visto antes. Esto conlleva un trabajo más allá del montañismo, debes cuidar tu integridad y además tu equipo fotográfico, es todo un reto pero se convierte en una pasión.

Tienes que estar dispuesto a adaptarte, a veces no puedes obtener la foto que llevas en la cabeza, hay que improvisar y ser paciente. En otras ocasiones logras mejores fotografías de las que habías planeado y ese sentimiento es inigualable. Pero lo más importante, como mi padre alguna vez me dijo, es que hay que entender que lo importante no está en la cima, sino en lo que se vive durante el camino.

foto 6.jpg

Viajografía y fotos: Alfredo Morán


Comentarios

Viajografías Relacionadas

El Día Que No Llegamos A La Cima Del Pico de Orizaba Blog

El Día Que No Llegamos A La Cima Del Pico de Orizaba

12 de Noviembre, 2017 Son las 12:00 de la noche y ya suena el despertador. Es momento de salir de las tiendas de campaña y prepararse para empezar a subir...

14/Diciembre/2017

Certificación Guías de Naturaleza 4 en 1 Blog

Certificación Guías de Naturaleza 4 en 1

¿Quieres vivir un programa de certificación único en México atravesando uno de los lugares de naturaleza y cultura viva más espectaculares del país? Un gr...

05/Septiembre/2017

Últimas Viajografías

Como Visitar Los Dinamos Con Tus Hijos Recomendaciones

Como Visitar Los Dinamos Con Tus Hijos

Viviendo en un lugar tan acelerado y caótico como la CDMX, siempr...

Nativus Tulum Recomendaciones

Nativus Tulum

Este lugar nos enamoró por varias razones. En Tulum hay much...

Cerro El Potosí Aventura

Cerro El Potosí

A 3700 metros de altura, El Potosí no solo es el punto de mayor e...

6 Lugares Para Comer Vegano en la CDMX Recomendaciones

6 Lugares Para Comer Vegano en la CDMX

Siendo vegana en la CDMX cada semana me sorprendo con nuevas prop...

Newsletter

Suscríbete para recibir noticias y promociones