Deportes
Febrero 10,2014
Chonta

Chonta


Hoyanco del Chanchuyo o Chonta: una cueva escondida en el corazón de México.

Aunque están localizadas en una zona extremadamente montañosa, árida y con terreno complicado, muchas de las cuevas dentro del Parque Nacional Grutas de Cacahuamilpa han sido extremadamente frecuentadas por locales y turistas. Sin embargo, todavía existen algunas cuevas remotas – como el Hoyanco del Chanchuyo o Chonta– que además de tener una belleza natural única, son frecuentadas por los amantes de los deportes como la espeleología, el rappel, la tirolesa, y la escalada en roca.

La primera vez que escuchamos de la cueva fue por un amigo escalador después del Petzl RocTrip México, un evento que trajo a los mejores escaladores del mundo a probar sus habilidades en el techo de la cueva. Habíamos visto varios videos y entrevistas sobre el Hoyanco del Chanchuyo pero seguíamos escépticos sobre su verdadero tamaño y belleza, entonces decidimos armar un viaje para comprobar o desmentir las alegaciones.

El viaje comenzó en una fría madrugada de febrero- nos alejamos del Distrito Federal, cruzamos toda la región industrial del Estado de México, entramos a la Sierra Madre del Sur y llegamos a Ixtapan de la Sal. Todos estábamos ansiosos de ver la cueva, pero solamente veíamos montes que se elevaban sobre el terreno árido. Después de dos horas de manejar llegamos al rancho de los Procopio – una familia mexicana dueña del terreno de 4,000 hectáreas en el que se encuentra la cueva. Seguíamos un poco dudosos de haber llegado al lugar correcto, ya que no encontramos ninguna indicación o señalamiento claro, pero confiamos en los  Procopio que nos decían que estábamos cerca de la ‘cueva mágica’. Rentamos un par de burros (MX$70 por burro), compramos unos tambos de agua, cargamos nuestro equipo y comida, y empezamos el segundo tramo de la aventura: la caminata a la cueva.

Caminar por una hora no suena como un ejercicio físico muy vigoroso, pero en un terreno lleno de rocas, plantas filosas, árboles con espinas, bichos y víboras presentó un reto. Caminamos por una terracería que nos llevó entre los campos hasta la cuenca de un río seco, dónde, gracias al fuerte sol y los bichos, no pudimos parar a descansar y tomar agua. Siguiendo velozmente las flechas rojas pintadas en las rocas, llegamos al campamento.

Con cada paso que dábamos, sentíamos más frío y humedad, detectamos un cambio drástico en la vegetación, y se escuchaba el canto de pericos rebotando por la cueva. Observamos y escuchamos atentamente, estupefactos y mudos, mientras analizamos las diferentes formas y tamaños de las estalactitas (tufas) colgando del techo de la cueva, dándonos un sentimiento de ser enclaustrados por cera derretida. Àrboles de amate creciendo sobre el techo, creando un hogar perfecto para varios animales y agregándole un toque mágico al lugar.

Parecía imposible que semejantes figuras – creadas durante millones de años por la precipitación de minerales de carbono – pudieran sostener su propio peso, pero sabíamos que la cueva tiene más de 50 rutas para escalar. Analizamos la cueva, debatiendo las diferentes rutas disponibles, antes de decidir hacer dos rutas relativamente fáciles: Seres Inorgánicos (5.11a) y El Aliado (5.11b). Continuamos escalando hasta la noche. Sin duda la Cueva del Chonta a sido uno de los lugares más asombrosas que he visitado, no solamente por el estilo de escalada, pero por el sentimiento de vulnerabilidad e insignificancia ante la magnitud y belleza del muro que ascendíamos.

A la mañana siguiente nos despertamos al sonido de los burros y el olor a cigarro de los Procopio. Apenas nos podíamos mover de la escalada y caminata del día anterior, pero nos preparamos para regresar. Antes de irnos echamos un último vistazo a la cueva, escogiendo las rutas que íbamos a regresar a escalar, gozando del sonido de las aves y observando los arboles de amate y las tufas.

Viajografía y fotos: Alejandro Urrutia

Instagram: @escalandomexico


Comentarios

Viajografías Relacionadas

Trail Running En Rancho Santa Elena Deportes

Trail Running En Rancho Santa Elena

Correr en Rancho Santa Elena no es correr, es dejarte llevar por sus senderos y disfrutar cada paso. Durante los últimos años he entrado en el ambiente del...

16/Julio/2017

Lugares Para Andar en Bici en México: Principiantes Deportes

Lugares Para Andar en Bici en México: Principiantes

Les dejamos una lista de lugares en México donde puedes andar en bici sin preocupaciones.   1. Valle de Bravo, Estado de México  Valle es la meca del de...

13/Junio/2017

Últimas Viajografías

Como Subir El Nevado de Colima Aventura

Como Subir El Nevado de Colima

De las montañas más altas de México, el Nevado de Colima ocupa un...

Los Gigantes de Tula: Protectores de Hidalgo Recomendaciones

Los Gigantes de Tula: Protectores de Hidalgo

Los sitios arqueológicas de México han forjado nuestra historia y...

Tres Lugares Esenciales Que Visitar En Xilitla Pueblos Mágicos

Tres Lugares Esenciales Que Visitar En Xilitla

En nuestro primer día en La Huasteca Potosina decidimos cruzar de...

Valle De Las Monjas Aventura

Valle De Las Monjas

El Valle de las Monjas, a tan solo 5 minutos de Santa Fe en el po...

Newsletter

Suscríbete para recibir noticias y promociones